Elementos necesarios en tu empresa

Para que una empresa logre un equilibrio entre el rendimiento operativo y la satisfacción de los colaboradores, se encuentran factores que deben estar monitoreados y controlados en todo momento.

Si aplicas de manera correcta el control y supervisión de estos, podrás lograr un cambio positivo en tu organización y notarás claramente la diferencia y eficiencia que estos cambios y controles te brindan. Además de que te brindan lealtad y sentido de pertenencia en tus colaboradores.

Clima laboral
El medio en que nos desarrollamos es importante debido a que un tercio de nuestras vidas lo dedicamos al trabajo. La calidad de este clima influye directamente en la satisfacción de los colaboradores y por lo tanto en la productividad. Si eres capaz de conseguir una mayor productividad con un buen clima laboral, tienes todo lo necesario para conseguir grandes éxitos en tu empresa.

El clima laboral es un fenómeno complejo, dinámico y multidimensional que presenta algunas variables a considerar:
1. Diseño y estructura organizacional. Tamaño de la organización en niveles jerárquicos con su puesto, y especialización.
2. Medio ambiente y entorno. Cuyas incidencias son percibidas por el colaborador ya sea de forma directa o indirecta, posee también repercusión en el comportamiento laboral.
3. Los recursos humanos y su gestión. Están estrechamente relacionados con los distintos procesos de las organizaciones como lo son: la comunicación, su dirección y sentido, asi como la posición relativa de los puestos de trabajo y su aplicación del sistema salarial y de incentivos.
4. La situación psicológica de cada trabajador, grupo u organización en general y otros aspectos como los valores, normas y las actitudes, vistos a través de la percepción que carateriza al clima organizacional.
5. Los microclimas. La organización, en ocasiones puede presentarse con un carácter partícular de una unidad, adscrita a la organización, o también un departamento o división, esto se conoce como microclima, o sea, que lo percibido por trabajadores de una unidad puede ser distinto a lo que perciben otras personas de áreas distintas de una misma organización.

Salario
Cuando una persona logra tener buenos ingresos monetarios es bueno porque se ve recompensado por su esfuerzo de trabajo, su constancia y dedicación.

Y más allá del salario...
1. Asistencia sanitaria privada. Los seguros médicos pueden ser un aspecto importante cuando está tratando de vender los beneficios para trabajar en su empresa. Si no es capaz de ofrecer una cobertura familiar completa, puede dar al empleado la opción de ampliar su cobertura a toda la familia con condiciones especiales.
2. Flexibilidad laboral. El equilibrio de la vida laboral y familiar es, cada vez más, uno de los aspectos más importantes, ofreciendo un horario flexible en torno a un conjunto de horas básicas o trabajar desde casa algunos días, puede aumentar la motivación de un empleado y resultar muy atractivo.
3. Días extra de vacaciones. Un aumento en las vacaciones anuales es otra opción deseable dentro de un paquete de beneficios sociales. El Estatuto de los Trabajadores regula que no serán menos de 30 días naturales.
4. Obras sociales. Considera la posibilidad de permitir que cada empleado tenga al menos un día libre pagado al año para hacer obras de caridad. También hay varios esquemas de nómina disponibles que permiten a los empleados dar directamente parte de su salario, antes de impuestos, a su organización benéfica elegida. En algunos casos, las compañías coinciden con las contribuciones del empleado.
5. Formación y desarrollo. Ofreciendo programas de formación muestra que está dispuesto a invertir en el futuro de un empleado y ayudarlo a progresar en su organización. Puede utilizar los centros de formación externos o bien, dentro de la compañía, por ejemplo, con un programa de mentores. Si realiza evaluaciones internas u ofrece acciones formativas, también puede ofrecerlos como parte de su programa de beneficios.
6. Reembolso de viajes o créditos. Si sus empleados necesitan viajar durante la jornada laboral, esos costes les deberían ser reembolsados. Para aquellos que deben asumir una gran cantidad de dinero en los viajes, un adelanto puede ser muy valorado. Algunos empleados también pueden preferir una alternativa en efectivo a un vehículo de la empresa, por lo que darles la opción es una buena idea.
7. Servicio de guardería. Ofrecer a los padres la posibilidad de disfrutar de un servicio de guardería o bien, financiar las cuotas puede suponer un beneficio muy valorado para los colaboradores.
8. Ventajas en el trabajo. Celebrar after works o dar el día del cumpleaños del empleado libre puede elevar la motivación y aumentar la productividad. Pequeños gestos como éstos, pueden mostrar a los empleados lo mucho que se les aprecia.
9. Elección de beneficios. Además de ofrecer estas y otras ventajas, puede preguntar a sus empleados qué beneficios son los que más les gustarían como parte del paquete. O bien, si un trabajador elige no participar, el equivalente en beneficio puede ser parte de su salario.

Aprendizaje
En esencia, nos evocan un puente hacia algo mejor, un salto hacia adelante que debe proponerse cuanto antes para mejorar la productividad de su fuerza laboral y, por lo tanto, de su economía.