Tu Mentalidad y El Éxito



¿Qué es el éxito?, una pregunta que depende de cada persona, vivir feliz, sentirse realizado, tener poder, tener una familia, viajar, ser ama de casa... todas y cada una de ellas está correcta siempre y cuando te sientas pleno con lo que haces y con lo que has logrado.

La vida ideal no se basa en metas, sino en los resultados de tu mentalidad, con una mentalidad de fracasado no se triunfa.

Con una mentalidad de pobreza no se prospera, con una mentalidad de escasez no se consigue la abundancia, con una mentalidad de odio no se vive el amor, con una mentalidad de culpa no se vive en libertad, con una mentalidad de rencor no se disfruta la vida...

Tener éxito es disfrutar de la vida que vivimos. Sentirnos felices haciendo lo que hacemos, pensando lo que pensamos y siendo como somos.
Entonces... ¿qué mentalidad necesitas tener para mejorar tu vida?

Algunas ideas que te pueden servir para mantener tu mente positiva y triunfadora.


No son problemas, son retos y oportunidades
Lo que interpretas como problemas, realmente no lo son. Tú puedes cambiar los problemas si los miras como oportunidades para crecer, para mejorar tus habilidades, para aprender. Enfréntate a ellos con el deseo de superarlos, con el deseo de ser más grande que ellos, de sacar algo positivo de algo negativo. Una vez que aprendes a superar un reto, la siguiente vez no te preocupará.

Siéntete orgulloso de lo que haces
Orgulloso, apasionado, sincero, efectivo, crea valor para los demás. Cuanto más valor entregas a los demás, mejores serán tus resultados. Recuerda que no nos pagan por horas, sino, podríamos estar viendo televisión o jugando con el teléfono y cobrando, pero lo más probable es que si esto ocurre nos despidan, ¿o no? Por eso, crea valor y entrega valor a los demás. Siéntete orgulloso del valor que entregas y en general con lo que das. Recuerda que lo que das es lo que recibes.

Anticiparse no es lo mismo que asustarse
No podemos controlar todo lo que ocurrirá en nuestra vida, en nuestro negocio, en nuestro trabajo, pero si podemos anticiparnos a muchas circunstancias. Practica la proactividad en lugar de la reactividad. Una persona reactiva tiene mucho menos margen de maniobra que una persona que ha sabido anticiparse a las circunstancias. Planifica y prepárate. Así no tendrás que quedarte paralizado cuando alguna circunstancia adversa se presente, escucha a tu intuición y serás más asertivo.

Siéntete cómodo en la incomodidad
Salir de tu zona de confort puede resultar incómodo, puede causarte miedo, ansiedad, y es ahí justamente donde están las oportunidades. Recuerda que si sigues haciendo lo que estás haciendo ahora, seguirás consiguiendo lo que has conseguido hasta ahora. Sólo al asumir nuevos retos, al salir de nuestra zona de confort es donde encontramos las verdaderas oportunidades, lo que realmente vale la pena hacer para conseguir una diferencia en tu vida.

Define qué es éxito para ti
No sigas la definición de los demás; No busques lo que crees que es el éxito según lo que ves a tu alrededor, o por la tv. Siéntate y pregúntate: ¿Qué significa para mi el éxito? ¿En qué manera deseo vivir para sentirme exitoso, satisfecho con mi propia vida?, no te compares y dale un sentido y experimenta tu éxito.

No existe el Fracaso
Quienes viven su éxito personal han pasado por etapas donde han cometido errores, pero eso no les ha detenido. Han tomado decisiones que no dieron resultados positivos, pero han vuelto a emprender otras acciones que si les han acercado a sus metas, han permanecido en acción hasta conseguirlo. Sólo se fracasa cuando se abandona. El único fracaso que puedes cosechar en tu vida es el rendirte, el dejar de emprender las acciones que te harán llevar la vida que deseas llevar.

Tu vida, tus decisiones
De eso trata la vida, de tomar decisiones, las decisiones del pasado son las que te tienen aquí ahora. Analiza en dónde quieres estar, qué vida quieres tener, qué resultados quieres lograr y toma las mejores decisiones para lograrlo. Tú eres el único responsable, tú puedes cambiar y mejorar en cualquier momento. Hacer o no hacer es una decisión y es preferible actuar que permanecer estático.


¿Tienes alguna duda o inquietud?
Nos interesa escucharte

contacto@jetaccess.com